Más de 110 bailarines alajueliteños se presentaron en el show Los Cinco Elementos

0
748
dav

El pasado sábado 23 de junio, al ser las 6:30pm, la academia alajueliteña Flow Studio presentó su espectáculo Los Cinco Elementos. El evento se dio en el teatro del Parque la Libertad, en Desamparados.

Los Cinco Elementos buscaba mostrar el grito de la Tierra para que la gente escuchara, y sea más consciente del daño ambiental y proceda a generar un cambio positivo. Participaron 110 artistas de Flow más, aproximadamente 20 bailarines del Studio 86, una academia invitada que fue parte del show, el cual consistió en cuatro bloques: agua, fuego, aire y tierra. Todos ellos compuestos de diferentes bailes, entre ellos: ballet, hiphop, danza aérea, poledance, bellydance y danza rítmica.

El apoyo de los padres de familia fue trascendental, el esfuerzo de estudiantes y profesoras; y la ayuda de doña Xinia, a quien Laura Pacheco, directora de Flow Studio, llama su «mano derecha» por todo el empeño en su labor para que Flow crezca. Además, no deja de mencionar a su familia, porque como ella dice «esto no se hace individualmente, es un trabajo en equipo».

Estos espectáculos se dan dos veces al año, por lo que la próxima vez se espera sea en diciembre. Mientras tanto, Flow se mantiene colaborando con la municipalidad y otras entidades alajueliteñas que realizan actividades culturales en el cantón, porque, como Laura Pacheco dice «lo que no se mueve, se oxida».

Flow Studio y el arte en general, impactan a Alajuelita en cuanto al desarrollo de habilidades y crecimiento emocional. Se crean lazos que fortalecen y convierten en familia a todos los que son parte del proyecto. De hecho, uno de los profesores, Diego Cerdas, ve niños con buena actitud y ganas de aprender. Enseña taekwondo porque es una disciplina formadora de personas integrales.

Cuando se le preguntó a las chicas de poledance qué era para ellas bailar, esto fue lo que respondieron:

«Ser feliz» (Verónica Salazar, 28 años)

«Un desahogo del alma.» (Karla Ortiz, 27 años)

«Pasión y una manera de retarme a mí misma.» (Abigail Amador, 22 años)

«Lo más hermoso que hay, una forma de expresarse, de sentirse mejor, de romper muchos miedos.» (Katherine, 24 años)

«Una experiencia increíble. Me siento más segura de mí misma desde que empecé poledance. Es un ejercicio super completo, y muy gratificante cada vez que uno logra hacer algo mejor.» (Karen Valverde, 35 años)

«Libertad. Estoy acostumbrada a desenvolverme en la parte artística, soy actriz y bailarina. Y esto del poledance es todo un empoderamiento femenino, por eso es que lo enseño.» (Montserrat Herrera, 25 años, profesora de poledance)