Conozca y viva su cantón

0
781

Los pasados meses de abril, mayo y junio, la Municipalidad de Alajuelita abrió un espacio para la optimización de herramientas de escritura formal. La docente Jennifer Aranda impartió el Curso de Expresión Escrita para Adultos, y así seis participantes elaboraron un ensayo sobre el cantón. En esta oportunidad, usted podrá leer lo que Hillary M. González Gamboa escribió acerca de Alajuelita.

ALAJUELITA CULTURA Y TRADICIÓN

Foto por Roberto Salazar

         En Alajuelita y en el resto del país, la cultura ha sido influenciada por otras como la norteamericana, debido a su gran poder en la globalización actual. La cultura es de suma importancia no solo por conservación de nuestras tradiciones, sino también porque es un medio de interacción social e inclusión de los valores dentro de las actividades realizadas.

         En el cantón existen muchas tradiciones y eventos culturales como lo son la chicha y el chinchiví, el tope, las caminatas a La Cruz de Alajuelita, la celebración al Santo Cristo de Esquipulas y, ahora, las corridas de toros. Todas estas actividades deben ser conservadas para que futuras generaciones puedan disfrutarlas como lo hacemos los pobladores actuales.

        En Alajuelita actualmente se celebra una de las más famosas tradiciones por la que es reconocida nacionalmente el cantón: el chinchiví, una bebida dulce y espumosa amada por los habitantes del cantón. Esta contiene una combinación única de ingredientes,  como harina, maicena, cebada, azúcar, levadura, vainilla pura y canela en polvo; todos ellos mezclados y listos para la fermentación. Además, la chicha no puede faltar con su peculiar sabor a caña.

        Por otra parte, en 2017 se realizó el carnaval de Alajuelita, el cual fue un éxito por la participación de los alajueliteños y la ilusión de los niños durante el desfile de las bandas, viendo los coloridos trajes de los que bailaban en las comparsas. Asimismo, la reinclusión de los toros  hizo recordar a muchas personas de la tercera edad sus épocas de oro.

        Sin embargo, falta bastante  por mejorar en la organización de las actividades, como el planeamiento de las rutas y la seguridad  para que la asistencia de las personas crezca. Aún así, gracias a la municipalidad, que da su máximo esfuerzo por mejorar cada día, pronto se logrará, con ayuda también de todos los ciudadanos, quienes pueden aportar su grano de arena para construir un mejor ambiente.

       Hoy en día, la juventud y los niños son prioridad en estos temas de cultura y tradición, ya que ellos son nuestro futuro y los conservadores de las mismas. Por eso se debe llegar a estas pequeñas mentes para ir haciéndolas crecer con ese amor por la patria y por el cantón. Así, se formarán ciudadanos con valores de antaño, como la honestidad y la humidad.

      Aun falta mucho por mejorar, pero con el gran avance que tiene el cantón en unos pocos años se puede volver una gran comunidad llena de valores, cultura y tradición. Tenemos un cantón muy hermoso donde siempre hay sonrisas, la comunidad es muy solidaria y trabajadora,  características que el alajueliteño debe conservar. Para promoverlas se debe despertar ese sentimiento de patriotismo que es lo que nos hace únicos en el mundo. De esta manera, demuestran muchos el gran amor por un cantón, que según las estadísticas de las noticias y lo que muchos dicen, se ha destruido con el pasar del tiempo. Pero, aún así y a pesar de los comentarios negativos y las situaciones difíciles, vivir la cultura y disfrutar en comunidad permite la convivencia entre los vecinos, y eso es un aspecto positivo.

Foto por Roberto Salazar