Alajueliteño firma contrato con la Liga Deportiva Alajuelense

0
5237

Por Jennifer Aranda | [email protected]

El año empezó exitoso para el joven alajueliteño Jurgen Trejos Badilla, quien firmó con la Liga Deportiva Alajuelense el pasado jueves 7 de enero.

Trejos tiene 15 años de edad y desde los 5 es amante del fútbol. El contrato firmado rige por tres años, dentro de los cuales se vislumbra su futura participación en U17.

Desde 2019 el visor Víctor Badilla puso la mirada en el alajueliteño en una final nacional jugada en Atenas. En ese entonces, Trejos participaba con el equipo de su colegio, el Liceo Teodoro Picado, y jugaba por aparte con el Deportivo Saprissa.

Para el 2020, el futbolista participaba en la U15 y de nuevo Badilla insistió en su contratación. Pero fue hasta el mes de noviembre cuando Trejos decidió abandonar su alianza con Saprissa y empezar un nuevo contrato en la LDA.

A partir de esta semana Trejos residirá en la provincia de Alajuela, donde se le brindará hospedaje, alimentación y estudio. Por ahora, se siente satisfecho de haber logrado sobresalir en medio de los barrios conflictivos donde ha vivido su infancia y adolescencia.

«Acepté por las condiciones que me brindaron y que Saprissa no me estaba aportando», explicó el alajueliteño, quien planea esforzarse para debutar en Primera División cuando sea el momento.

Otras de sus expectativas son: volver a firmar contrato cuando el actual caduque y crecer como persona y jugador.

«Estos tres años van a ser difíciles, pero considero que puedo dar la talla; seguiré trabajando, dando el cien y agradeciéndole a Dios», expresa el futbolista, quien ya se convierte en un jugador profesional con un futuro prometedor.

De los 6 a los 8 años, Jurgen entrenó con Saprissa en Alajuelita; posteriormente formó parte de la Regional de los 9 a los 13; y de los 13 a los 14 participó en la Élite.

Durante su vida deportiva, sus hábitos han sido diferentes a los de muchos de sus compañeros. Dos de sus retos han sido levantarse de madrugada para entrenar y reponer lecciones para mantener su rendimiento académico y deportivo en alto.

«El deporte me ha enseñado que nunca hay que rendirse y que pasito a pasito se construye lo que uno quiere», afirmó el mediocampista.