Buscan fondos para abrir comedor estudiantil y beneficiar a 340 alumnos en Alajuelita

0
54
  • Idea es alimentar a población que no puede llevar sus alimentos desde del hogar.

El complejo educativo CEDES Don Bosco, ubicado en Concepción de Alajuelita, se ha planteado el importante reto de poner en funcionamiento un comedor para el 2023, el cual en su primera fase estará beneficiando alrededor de 340 estudiantes, especialmente a aquellos que no les es posible llevar alimentación desde sus casas.

Según comentó Milena Hidalgo, vocera de CEDES Don Bosco, la situación de necesidad de alimentación en estudiantes ya había sido identificada y por eso activaron becas de alimentación, que consiste en una alianza con las sodas institucionales.

Sin embargo, el alcance de las becas formato disminuyó, razón por la cual están optando por abrir con un comedor y así beneficiar a más estudiantes. En el largo plazo el objetivo es llegar a beneficiar entre 1.700 y 2.000 alumnos.

Donaciones en farmacias

Desde el pasado 1 de setiembre y hasta febrero de 2023 se tendrá una campaña de recaudación a nivel nacional en conjunto con Farmacias La Bomba, de tal forma que todas cajas de dichas farmacias sean un centro de recaudación de donaciones de dinero.

Las personas pueden donar cualquier monto, ya que no hay ni mínimo ni máximo, además no es necesario hacer alguna compra para poder donar.

“Es importante resaltar que Farmacias La Bomba es el único centro autorizado para recibir donaciones para este proyecto y en caso de contacto, por ejemplo, telefónico, este se hará únicamente por los medios oficiales tanto de Farmacias La Bomba y CEDES Don Bosco”, enfatiza Hidalgo.

El dinero recaudado será utilizado en los siguientes aspectos:

  • Completar el mobiliario para la capacidad necesaria y adquirir mesas especiales para los niños del Centro Infantil.
  • Reparar el equipo actual que les han donado.
  • Adquirir el nuevo equipo industrial requerido.
  • Brindar el empuje inicial para la puesta en marcha del proyecto.

En el año 2015, con la ayuda de donaciones y el esfuerzo de muchas voluntades, se inició la construcción del comedor y para 2017 se logró completar dicha etapa. Desde ese momento, la obra gris está lista, pero hay mucho camino por recorrer para lograr el objetivo de servir comida como tal a los estudiantes.

Inicialmente, el proyecto se iba a retomar en 2020, sin embargo, la pandemia obligó a cerrar las instalaciones y migrar temporalmente a la educación virtual. Es por ello que este 2022 se decidió ir hacia adelante y hacer todo lo posible para poder ponerlo a funcionar a partir del 2023.

Una buena nutrición no solo es esencial para cubrir una necesidad fisiológica primaria, sino también para fomentar un crecimiento saludable y un mejor desempeño intelectual y académico.